Vinos & bebidas


Un argentino en Oriente

Uno de esos argentinos que nos llena de orgullo por su trayectoria en Europa, en este siglo XXI  es, sin duda Mauro Colagreco, y su famoso restaurante Mirazur, en Menton, Costa Azul, Francia, que ocupa el puesto 11 de The World´s 50 Best Restaurants. Además es el único restaurante de un chef sudamericano con dos estrellas Michelin. Hoy, además, Colagreco posee un espacio en París, la Brasserie Grand Coeur, en Le Marais y otro en Shangai, Unico by Mauro Colagreco, y para este año tiene varios proyectos en marcha. Es además, Embajador en el Mundo de los vinos argentinos Catena Zapata y Embajador Gastronómico del HSBC.
 
El caso es que en este mes de octubre emprendió un viaje dedicado a cocinar para otros públicos que lo reclamaban. El destino: Oriente 
 
La primera parada fue en su restaurante “Le Siécle by Mauro Colagreco”, en Nanjing, China. La bella y antigua capital de la Dinastía Du, sobre el río Qinhuai, que es muy conocida por sus paisajes, con ríos, lagos y montañas, antiguas murallas y su amplia cultura.
 
Nos cuenta Mauro el Menu que preparó (Michelin Chefs´s Night) cocina suya, pero con influencias locales y un ingrediente “que logró saltar murallas” y que lo apasiona: “las trufas negras”. Colaboró en los fuegos Daniel Smeenk, el chef que realiza allí sus instrucciones. Fueron dos cenas (el 17 y 18) en la Yihe Mansions, uno de esos espacios que inspirarían a una caja china, donde al abrirla, surjan alguno de esos platos, con las finas láminas que -a pesar de vivir enterradas en las profundidades- cuando ven la luz, iluminan los paladares de quienes degustan los platos.
 
Desde Nanjing, Colagreco partió hacia Shanghai, donde esta Único by Mauro Colagreco, otro de sus restaurantes en Three on the Bund. El 20 de octubre lo esperaba la preparación de un menú de “tapas a 8 manos”, junto a los chefs Bulizo (restaurante Kappo Yu), Ricardo La Perna (8 ½, Otto e Mezzo, Bombana) y Michael Wendling, de Cuivre. Cuatro cocineros, diferentes sabores, que para los comensales fue un viaje gourmet a través del mundo, en una mesa.
 
El 22 de octubre, seguramente pensando en Argentina, su patria, los sabores argentinos fueron los protagonistas de Tango Social, un especial menú al ritmo del dos por cuatro… Cuatro pasos, con el sonido de A3 Trío, en vivo, que lo acercaron a Buenos Aires tanto a Mauro como a los comensales que disfrutaron esta comida. De esta forma Colagreco intenta unir música y gastronomía de nuestro país allá en la lejana China.
 
La gira gastronómica llega a su fin, el 24 de octubre, en un menú que remonta los orígenes de Colagreco en la «Cantina de Mauro» y que ha dejado para el cierre (del 27 al 31 de octubre) en el restaurante Petrus, del hotel  Island Shangri-La, de Hong Kong. En este caso la propuesta es elegir opciones en las que no faltan algunos clásicos de Colagreco, como las texturas de maíz con trufas, el turbot, el risotto de quinoa con hongos o las texturas de chocolate.
 
Asia abrió su paisaje, sus sabores y su mundo gourmet al Chef. Y suponemos que fue un viaje “de ida y vuelta”, llevando sus platos pero también atesorando inesperados sabores exóticos que Mauro Colagreco sabrá luego transformar en nuevas creaciones.
 
(**) Fuente: Restaurante Mirazur