Protagonistas

La revolución del  vino y el aceite

Transcribiremos fragmentos de la nota que el Ing Raúl Castellani escribió acerca de la Revolución del Aceite de Oliva, similar a aquella que ocurrió con el tema vino.
 
En el caso del vino, la revolución se produjo en el contexto de una amplia crisis nacional e internacional donde la producción era sólo básicamente masiva, con calidad sólo alimentaria. En esos momentos las empresas habían comenzado a pensar otros caminos. Es decir, en la época, sólo los volúmenes a granel eran importantes y nuestras exportaciones escasísimas y nuestra calidad objetada. Es allí que se necesitaba un cambio revolucionario que comenzó entre un grupo de personas que pensaban en forma similar, y que querían, por todos los medios, cambiar el rumbo en forma de revolución productiva y de calidad y que si bien me tuvo como el protagonista mundial visible, a mi lado avanzaban los empresarios y los técnicos para cambiar el destino del vino y posicionarlo mundialmente.
 
En esta revolución del vino argentino, cada uno, desde los técnicos, (Enólogo, primeros Licenciados, Ingenieros y otros), hasta los propietarios de la empresas, incluso los operarios y peones de las viñas (que se alegraban cuando el vino de la empresa ganaba distinciones en el mundo), aportaron desde su lugar de trabajo los granos de arena que convirtieron al vino, en un pilar de la economía mendocina. Hoy el Vino argentino es “Bebida Nacional”, ¿quién lo hubiera pensado hace 40 años, cuando solo era “Bebida Popular o Bebida del Pueblo”
 
Aceite de Oliva Extra Virgen: Esta revolución también comenzó y es imparable y si bien soy una de las cabezas visibles en Argentina y en el mundo, hay cientos de profesionales y personas que durante años han trabajado por esto (Enrique Tittarelli y todos sus alumnos de las escuelas de cata; E. Cerchiai desde el INTI y todos los profesionales de los institutos oficiales; Mónica Bauza y en ella nombro a todos los Ing. Agrónomos y estudiantes, Cuyoliva, y su gente, y también a las universidades formadoras (UNCUYO, Don Bosco, Maza, Tecnológica) o institutos que hay en la provincia y que en los últimos años han comenzado a crecer, al igual que las Asociaciones de productores (ASOLMEN) y todos los organismos que tienen algo que ver. Por mi parte y apoyado por todos ellos he creado en 2004 OLIVINUS el primer concurso Internacional de AOVE, que comenzó con su actividad en 2006 y que hoy es el más importante concurso de Aceite de Oliva Extra Virgen del mundo…y está radicado en Mendoza!!!...
 
Un ejemplo de las cosas bien hechas en equipo internacional, es TerraOlivo en Jerusalem, donde en pocos días dirigiré un Concurso Mundial Terraolivo 2012 y participaré activamente en el Congreso Mundial de Aceite de Oliva y 3rd TerraOlivo International Conference Extra Virgin Olive Oil: "Olive Oil Revolution – Quality, Culinary and Health". Allí también hay protagonistas destacados, como Moises Spak, alma mater del proyecto mundial TerraOlivo y uno de los más destacados hacedores que existen hoy en Israel; el prestigioso experto mundial italiano, Dr. Antonio Lauro, de Regia Calabria, considerado seguramente una de la mentes más lúcidas del análisis sensorial de Aceite de Oliva Extra Virgen en el mundo y que operara como General Director de los Paneles de cata en Jerusalén. Aun así OLIVINUS es hoy el más importante del mundo por los  países presentes y cantidad de muestras en concurso (con sede en Mendoza) seguido este 2012 por el gran éxito de muestras de TerraOlivo y la concurrencia de expertos.

Como toda revolución tiene seguidores de primera línea como los profesionales, los productores y también como el simple hombre de campo; pero como toda revolución también tiene obstáculos que superar.

Nuestros abuelos y bisabuelos italianos, españoles o portugueses nos enseñaron la nobleza del Olivo y el Aceite de oliva y como debía aprovechase. Y también la nobleza de la planta que  transformaron en la planta más común de nuestras fincas de vides. Siempre con olivos en los esquineros, transformando a Mendoza en una verdadera capital del Aceite de Oliva de calidad y por supuesto de las Aceitunas.

En el último año más del 80% se exportó, es decir produjo divisas autenticas. Pero, siempre sucede, sea por intereses opuestos o simplemente por desconocimiento, que se suele detener el ingreso de divisas al país y afectar esta actividad tan noble, que defienden con uñas y dientes estudiantes, ingenieros, productores, empresarios, cámaras. O simplemente la gente común, que no encuentra explicación al hecho de no poder usar este Oro liquido, tan especial. Algunos, Gobernantes, ministerios, municipios o alcaldías o descisores comerciales de gobiernos, con actores privados y consumidores han tomado en serio este tema y se integraran a esta revolución, que sabemos será imparable, porque así está pasando en el mundo.

Solo una grajea para finalizar: En el año 1999 (ENOAC) en Argentina, sólo cuatro Aceites de Oliva lograron la clasificación de Extra Virgen según los estudios de Enrique Tittarelli, el gran pionero del Aceite de Oliva en América del Sur. En el 2011, 150 aceites de oliva de Argentina alcanzaron la clasificación real de Extra Virgen, de los cuales más del 90% son de Mendoza, que se publicarán en el Ranking Mundial -USA - en Septiembre/Octubre, (aún no se llega a los 1000 AOVE en esta condición en el mundo)

Ya no más engaños y llamar a las cosas con otro nombre: el Extra Virgen debía ser recompensado por el mundo. No más réplicas de una naturaleza sana. No más mentiras. Por ello afirmo que “la revolución del aceite de oliva” no sólo comenzó, sino que continúa con toda fuerza y con el apoyo de todos. Cambiaremos la historia para bien de Mendoza y de esta noble planta milenaria. Sólo hay que sumarse y apoyarla.

En el mundo el cambio es inevitable. Los grandes volúmenes existirán pero cada vez habrá más aceites Extra Virgen embotellados y los grandes, medianos y pequeños productores cambiarán radicalmente. Uno de los grandes ejemplos es la DO Priego de Córdoba en España por ejemplificar a una entre todas las de este prodigioso país. O algunas zonas de la Calabria y otras también en Italia, el otro gran ejemplo. También Portugal, Grecia, en el área del Mediterráneo, Turquía, Creta y los americanos Chile, Uruguay y Perú y USA en Californina, están haciendo las cosas con sentido. Otras grandes zonas ya comenzaron el cambio. Mencionaremos los “aceites de garaje”, simples de Israel y las Boutiques del Aceite de Oliva. Incluso Japón comenzó con esta revolución. Cada vez más la calidad se impondrá. Los países y los productores deberán cambiar las viejas recetas, producir “sólo cantidad”.  La “Revolución” está en marcha, se agiganta paso a paso, es imparable para todos, el oro líquido y mágico llamado aceite de Oliva Extra Virgen, representa la revolución agrícola del siglo XXI…Todos deben saber, que los ciclos del tiempo se repiten y la grandeza del Aceite de Oliva, así como pasó durante milenios, ha regresado para instalarse nuevamente y como dije, es imparable… 

**Ing. Raúl Castellani: Periodista, investigador, 660 veces jurado en concursos internacionales de vinos, 64 concursos internacionales dirigidos, 10 concursos de Aceite de Oliva como Director General;  experto mundial de Análisis Sensorial. International Presidente de innumerables Concursos internacionales. Chevalier Au Mérite Agricole (France 2002). Embajador Internacional de Honor de Jerusalem de la Vid, el Vino y el Olivo (Jerusalem 2010). International President Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores (USA 2012-2016)-WAWWJ