Vinos & bebidas


Hace 95 Vendimias que comenzó Dante Robino

Directivos y responsables de la Bodega mendocina Dante Robino (Fernanda Squassini y Roberto Monsalvo) nos cuentan acerca del resultado de su Vendimia número 95, la de este año  2015.
 
"El balance enológico para esta nueva cosecha es positivo y, junto al trabajo mancomunado de todos los sectores involucrados, auguran la obtención de excelentes vinos, sobre todo en un año tan especial, en el que la bodega celebra sus 95 vendimias", destacó Fernando Piottante, Gerente de Enología de la Bodega Dante Robino.
 
La bodega elabora sus vinos con uvas provenientes de tres grandes regiones mendocinas, el Valle de Uco, el Oasis Este y la zona Alta del Río Mendoza. Los vinos elaborados con estas cosechas son el producto de la selección de uvas maduras y con buen estado sanitario. Connotaciones debidas a que durante el verano se alternaron días nublados con algunas tormentas, lluvias y lloviznas que provocaron más del 50% de las precipitaciones anuales de la provincia de Mendoza.
 
Las uvas blancas recolectadas para bases de espumantes y vinos tranquilos fueron de muy buena calidad, con un perfil aromático floral y fresco.
 
Las uvas tintas que estaban bien protegidas desde los trabajos en viñedos, con la suficiente aireación y luminosidad, pudieron seguir el ciclo de madurez normalmente. En ese punto se fue decidiendo en cada caso, el momento de recolección adecuando, obteniendo caldos de una calidad superior y vinos de buena intensidad aromática, matices vivos y una concentración adecuada.
 
En los varietales de Alta Gama, las uvas para Gran Dante Malbec fueron cosechadas el 8 de abril, del viñedo que rodea la bodega, en Perdriel. Con muy buena madurez en azúcar y acidez encerrada en granos y una óptima relación entre la pulpa y su hollejo, se obtuvo un vino concentrado en boca a la vez que fresco y frutado en nariz, el cual terminará su crianza en roble francés de primer uso, acomplejándose y resaltando sus excelentes características.
 
Las uvas para el alta gama, Gran Dante Bonarda fueron cosechadas el 13 de abril de los viñedos provenientes de Santa Rosa. La calidad de las uvas, de granos pequeños y concentración justa, generaron notas de frutas frescas, golosinas y una boca vibrante. Luego de su reposo en roble el vino resultante nos mostrará los resultados de una gran añada.
 
En unos meses seguramente degustaremos estos vinos que prometen satisfacciones.
 
Felicitaciones por tantos años de trabajo fructífero en la viña mendocina, dando cada vez mejores vinos a los argentinos (y al exterior).