Vinos & bebidas


Los creadores

Siempre es bueno aprender y si es sobre cocina y vinos ¡mejor!. Eso es lo que hacemos o tratamos de hacer. Comencemos por los elementos que usamos cotidianamente y de los que no tenemos idea acerca de su origen. Nos parecen tan ¡naturales…!
 
Por ejemplo cuando vamos al campo, a la quinta o al restaurante de esos que tienen la carne en exhibición asándose lentamente, pensemos que el elemento que ensarta la carne proviene nada menos que del espetón romano. Un adminículo que nos llega desde la Época Antigua, y que era casi como el actual, una cruz de hierro incrustada en la tierra.
 
La Edad Media fue prolífica en este tipo de inventos. Como el tamiz o cedazo que utilizan cocineros y reposteros asiduamente. O "los ganchos para colgar alimentos" que se ven en cocinas y carnicerías. También se crearon en aquellos lejanos tiempos, utensilios tan prácticos e indispensables como los "ralladores de queso y de nuez moscada". El colador con asas, la parrilla, el prensa ajo… Muchos de estos elementos tan útiles en la cocina fueron creación de Leonardo Da Vinci, cuando estaba a cargo de los banquetes y las cocinas de su mecenas, el Duque Sforza.
 
Si hay una palabra que repetimos a menudo es, por supuesto "Restaurante". ¿Qué significa y desde cuándo se llaman así?. Investigamos que la palabra aparece por primera vez en 1786 cuando en España mediante un decreto se autoriza a Mesoneros y Restauradores (dueños de casas que vendían comida) a recibir gente y darles de comer en sus propias salas. Por lo tanto Restaurante deriva de Restaurador, o sea aquel que "restaura" con alimentos al caminante cansado y hambriento. Ha corrido mucho tiempo desde entonces, que en cierta forma modificó aquel concepto.
 
En cuanto a la historia de la Cocina en sí misma, platos súper famosos fueron creados por cocineros también reconocidos, en honor de huéspedes predilectos.
 
Auguste Escoffier, chef, empresario y escritor, que asociado a César Ritz fundó grandes hoteles de renombre difundió los métodos de la cocina francesa tradicional. Y ha creado los sabrosos Tournedos a la Rossini en homenaje al compositor italiano y la Copa Melba para agasajar a una de sus huéspedes preferidas, la Dame Nelly Melba, cantante de la ópera australiana cuyo nombre real fue Helen Porte. El postre para aquel que nunca lo haya probado es básicamente una copa de helado, duraznos en almíbar, crema, almendras, frambuesas y jalea de frutas rojas.
 
Este mismo genio modificó con sus innovaciones el trabajo diario en las cocinas. Un verdadero  estratega de la cocina, mejoró y elevó la categoría social y el respeto a la profesión de cocinero, introduciendo disciplina y sobriedad donde antes había rudeza y embriaguez. Organizó sus cocinas con el "sistema de brigadas", es decir cada sección dirigida por un "Jefe de partida". También cambió la práctica del "servicio". En lugar del llamado "a la francesa", que consiste en poner todos los platos a la vez, implementó el "servicio a la rusa", o sea servir los platos en el orden en que aparecen en la carta. Genios del arte de la cocina, inventos y mejoras que tienen una larga historia y grandes nombres que da para más de una nota.