Protagonistas

El mágico Té del arbusto rojo

Sabemos que los mejores Tés son los de “hebras” y que las hojas de la Camellia Sinensis (procesadas como té negro, rojo, verde o blanco) encierran un mundo de sabores y aromas. Un universo poblado de fragancias, texturas, leyendas y tradiciones. Pero también participan de ese universo las “infusiones”, o sea los tés (mal denominados de esa forma) que no son hojas de Camellia, sino a base de hierbas, flores o frutos.

Pues bien, lo que hace hoy furor en el mundo es el Té del Arbusto Rojo, o sea el Rooibos (Aspalathus Linearis) ¡Que es? ¡Cual es el secreto?

Se trata de un arbusto que crece en la zona de Cederburg, en Sudáfrica. Desde tiempos inmemoriales los sudafricanos conocían las virtudes del Rooibos, pero no fue sino hasta que los japoneses le hecharon el ojo, que ascendió a la fama mundial. Los estudios realizados en la década del 60 indicaron que contiene un poderoso antioxidante, similar al SOD, que se supone retarda el envejecimiento y quercetina con propiedades antiinflamatorias. Y aspalatina, que contrarresta los procesos ateroescleróticos que llevan a las enfermedades cardíacas. Como no es Té (Camellia Sinensis) no contiene cafeína y solo la mitad del tanino de un té común. Sin embargo contiene la misma cantidad de polifenoles que el Té verde.

Si bien todo esto se sabe desde hace muchos años, recién ahora fue difundido, causando la “moda Rooibos” en el mundo. Generalmente se mezcla con frutos del bosque, otras hierbas, flores y es muy rico para beber caliente o helado. Por otro lado comentarios de “usuarios adictos” le adjudican que proporciona mucha energía, lo que podría ser cierto porque es multimineral.

De Alemania, el centro mundial de los blends de té nos han llegado mezclas deliciosas. Por ejemplo Rooibos / Escamas de coco/ pulpa de frutillas/escamas de papa/
fructuosa. O el que incluye
Rooibos / Melocotón/ Anillos de Flor de Duraznos/ Papaya
Rooibos, un placer!!