Protagonistas

El Mate y sus ritos

Un mate, puede ser compañero de insomnios, de largas charlas, de estudios, de tardes de domingo. Eso sí hay que darse el tiempo, porque nunca debe beberse apresurado. Para eso esta el "Mate cocido", llamado también "mate gringo", una infusión que se hace con agua o con leche. Y sirve de alimento , desayuno, merienda y a veces de única comida…

En 1800, el mate era una importante costumbre de la época, que no solo se usaba como esayuno sino para acompañar las tareas el día y es más era como también sucede hoy, en algunos sectores sociales base alimentaria . Se cebaba con azúcar o amargo, en todos los estratos sociales y se intercalaba entre las comidas que tenían horarios distintos a lo que rigen en la actualidad.

Juana Manuela Gorriti , escritora argentina de la mitad del siglo XIX aclara en su libro La Cocina Ecléctica "el mate es y será el favorito en los retretes, recámaras y dormitorios"… Como vemos se bebía "en todos lados"….

La misma Juana Manuela habla de una "cebadura" llamada Cebadura de Artigas, característica de la zona pampeana: El agua debe hervir con 3 hervores. El mate llenarse con la yerba hasta sus dos terceras partes y verter por la bombilla 2 cucharadas de agua fría, que luego se absorbe y se desecha. Se endulza y "con calma" se agrega el agua hervida. Recomiendan mover un poco la bombilla pero "sin levantarla"…

Se conocen varios tipos de "cebaduras": con cascaritas de naranja, con menta, con hierbas, con y sin azúcar, con miel… También poner en el fondo del mate azúcar y una brasita de carbón. Luego la yerba y recién después cebar. Queda con gusto y aroma a caramelo.

Cebar el mate tiene sus ritos. Hay quienes lo hacen "Estilo estrella", es decir el cebador se ubica en el centro de la ronda y va pasando el mate, que luego se devuelve al cebador, que  lo pasa el segundo en la ronda. Otra forma es pasar mate y pava o termo y cada quien se ceba su mate. En el 1800 y principios del 1900 se atribuía al mate el aumento de peso de las mujeres que de a poco desdibujaban su esbelta silueta. Pero no pensamos que sea justo con la yerba. El quid de la cuestión eran los alimentos que acompañaban el ritual social del mate y que eran pasteles, masas, confites y dulces.

Producto tradicional en el cono sur de América, en Argentina se produce en el Litoral, Misiones y Corientes.
El origen del uso de la yerba mate, se pierde en el tiempo, entre leyendas e historia. Fue alimento básico de los guaraníes, conocida como Caa-Mate. Caá significa en idioma guaraní "planta o hierba" y Mate un derivado de la palabra quichua "matí" como llamaban a la calabacilla que usaban en general para beber. La historia pasa por aceptaciones y rechazos.

Hoy Argentina exporta. Y en New York la moda es el "Te-Mate" . Y curiosamente uno de nuestros principales compradores es Siria. La yerba molida tipo "con palos" se consume preferentemente en la Capital Federal y sus alrededores, parte del litoral, y el norte del país. En el resto de Argentina se requiere yerba mate "sin palos". Existen igualmente preferencias en cuanto al grado de trituración, imperando la "molienda fina" en parte del Litoral, Norte y Sur de nuestro país.

Como sea, con yerba sin palo o con palitos, fina o gruesa, el mate fue, es y será el inseparable compañero del argentino..