Protagonistas

Fundadores y sus vinos: Bodega Bianchi

Y si! la Bodega Bianchi es una de las pioneras, fundadora de la vitivinicultura mendocina. Nacida en 1928 por la visión de Don Valentín Bianchi, en San Rafael, Mendoza. Sueños y trabajo fructificaron cuando en 1934, sus vinos son reconocidos en Buenos Aires. Un factor importante fue decididamente la conducción de Don Enzo Bianchi, “bodeguero visionario y creador de nuevos estilos y tendencias en vinos para la vitivinicultura argentina”. 
 
Recordemos aquellos vinos que todos hemos disfrutado sea en la mesa diaria o en la mesa gourmet, que cambiaron el gusto argentino, orientándolo por ejemplo a los blancos con el Bianchi Chablis. También los memoriosos recordamos la llegada del Valentín Lacrado, el Cinta de Plata, el 1887 y el Bianchi Particular. Y hace un tiempo el éxito juvenil del New Age.
 
Sin dormirse en los laureles, apostaron a la incorporación de tecnología de avanzada y levantaron una bodega de espumantes, modelo en Latinoamérica. En el 2008 renovó la imagen y el nombre: pasó a ser Casa Bianchi, pero conservando su historia y presente familiar. A la extensa familia de productos se sumaron dos líneas limitadas y de alta gama: Los Stradivarius y Colección Teatro Colón.
 
Don Enzo Bianchi –hijo de Don Valentín- sin dudas es uno de los próceres del vino argentino, ha sido enólogo principal de la bodega por más de 50 años y creador de éxitos.  Y con razón el mejor vino de la empresa, elaborado desde 1994 lleva su nombre: es el Gran Cru Enzo Bianchi.

La última edición del Enzo Bianchi es un blend estilo Medoc, que en esta cosecha 2007 presenta un corte de 85 % Cabernet Sauvignon, 8 % Petit Verdot y 7 % Malbec. “Este  corte sienta sus bases en el Cabernet Sauvignon, con la expresión madura y especiada que este varietal logra en nuestros suelos pedregosos de San Rafael, también condiciones óptimas para lograr la fineza, amplitud y potencia de sus taninos, que se revelan en el Malbec y Petit Verdot que lo acompañan”- expresa el Lic. Facundo Pereira, gerente de enología de Casa Bianchi.

Muchos factores contribuyen a la calidad del Enzo Bianchi; tienen que ver con los cuidados, dedicación y pasión puesta en extraer lo mejor de los mejores viñedos, en esta ocasión de más de 40 años y solamente de cosechas especiales. Es decir, que este vino conlleva historia, tiempo y dedicación. El equipo enológico de la Bodega, además recibe el asesoramiento del enólogo norteamericano Bob Pepi, propietario de una bodega en Napa Valley.

Cuentan en la bodega que ha sido elaborado de acuerdo a los más altos estándares de calidad y que debido a su complejidad e intensidad aromática alcanzó 91 puntos en el review de The Wine Advocate firmado por Jay Miller y una Medalla de Oro en el Argentina Wine Awards. El vino del que hablamos se obtiene solamente de cosechas únicas, especiales e irrepetibles.

Para su disfrute total habrá que tener en cuenta el consejo del Enólogo: al ser un vino que se embotella sin filtrar y que además ha descansado 14 meses en roble se debe decantar antes de servir. “Esto se debe realizar unos 15 minutos previos al servicio, que permite una mayor apertura y volatilidad de sus aromas pudiéndolo apreciar luego en su mejor performance aromática además de separar del líquido posibles sedimentos naturales. La temperatura de servicio sugerida es de 16 °C.”

Bienvenido este nuevo Enzo Bianchi 2007. Y bienvenidos los vinos que esa bodega histórica argentina sigue dándonos placer.