Protagonistas

 

Vinos argentinos, creados por un francés

Hervé Joyeaux Fabre festejó el Día Mundial del Malbec y la máxima distinción, el Trophy obtenido en la VI edición de Argentina Wine Awards por su vino alta gama Fabre Montmayou Gran Reserva Malbec 2100 en la categoría Malbecs U$S 20 – 30.
 
Fue una muy agradable y cálida reunión de especialistas, en el Salón Gobernador del Hotel Alvear Palace, durante la cual pudimos charlar con el CEO de la bodega. El Awards es el concurso internacional más importante para los vinos argentinos, que realizan anualmente Wines of Argentina y la Coviar (Corporación Vitivinícola Argentina) para dar a conocer al mundo nuestros mejores productos. Durante tres días, los jurados internacionales convocados para esta edición (12 enólogos top de distintos países del mundo) degustaron las 734 muestras de vinos argentinos. Este nuevo Gran Reserva, de la zona de Vistalba -Luján de Cuyo, Mendoza- añejado en barricas de roble francés durante 12 meses, tiene un intenso tono rojo violáceo que armoniza con el aroma que dejan recuerdos de violetas, cerezas negras y regaliz más un dejo ahumado. Los taninos maduros se perciben delicados y el conjunto logra el equilibrio deseado por su creador. Un vino es una sinfonía, con tonos y semitonos, agudos y graves, sonidos-sabores y aromas en este caso- que logran una mágica armonía.

Fabre Montmayou fue la primera bodega “Boutique” construida en Argentina por Domaine Vistalba S.A. en 1992. Al partir hacia América, su idea, según explica, era hacer centro en Chile; sin embargo le atrajo mucho más el terroir mendocino y allí se afincó. Su visión de bodeguero le dijo que el Malbec era el futuro y apostó a esta cepa, siendo de los primeros en creer que la fructífera uva  podía dar los grandes vinos de hoy.
 
En la conducción de la bodega Hervé Fabre combina un mix de tecnología, tradición -por su  familia de bodegueros de Burdeos, Francia- amor por su trabajo de hacedor de vinos y por  el terroir argentino y el imprescindible savoir faire innato que se refleja en sus productos.
 
Domaine Vistalba S.A. posee también otra bodega en Patagonia, en el Alto Valle del Río Negro -Infinitus- terruño perfecto también para los vinos de alta calidad.
 
Charlando con Hervé acerca del vino argentino y su penetración en el exterior apuesta al Malbec, pero asume que falta un vino top, un clásico que sea realmente la punta de lanza argentina. La diferenciación es importante y hablando del Malbec, comenta que este año en Vinexpo, junto al Malbec argentino estaba el de Cahors francés, que fue buen aliado en esta meta ya que marcó bien esa diferencia de regiones tan importante.
 
En cuanto a sus vinos, afirma que su búsqueda se centra en lograr un estilo diferenciado, basado en calidad y equilibrio, enfocando siempre hacia la alta gama. Tanto en Mendoza como en Río Negro. Los honores y los brindis esta vez fueron para el Fabre Montmayou Gran Reserva Malbec 2100 que, creemos, se acerca mucho a esa meta que se ha propuesto.