Noticias

Dama de Copas: Mujeres y Vinos

Las cifras lo demuestran. El público consumidor ha cambiado y el poder de compra y decisión también lo detenta el llamado "sexo débil". La mujer se ha introducido en el mundo del vino desde varios ángulos, como compradora, crítica, enóloga, empresaria, docente, pero lo más importante, disfrutándolo.
Hoy anunciamos la formación de "Dama de Copas", un Club de Mujeres del Vino auspiciado por Vinos&Co

En Argentina, la industria muestra prestigiosas enólogas y empresarias argentinas, que han abierto el camino, como Adriana Martinez, Susana Balbo, Andrea Marchiori, Graciela Reta, Camila Pelleretti, la que fuera una de las primeras enólogas a cargo de bodega , Vilma Gutierrez. Y la empresaria Ana Amitrano.  En el rubro de las periodistas, las pioneras que fuimos primeras en  hablar de vinos, allá por los ochenta  seguimos la ruta en el comentario y la crítica  como  nuestras conocidas colegas  Alicia Delgado,  Fanny Polimeny,  Elizabeth Checa,  o  Rossana Acquasanta.  Sommeliers célebres y formadora de  profesionales como  Marina Beltrame o  Flavia Rizutto.  O  las   internacionalmente relevantes como  Alice Feiring - crítica de Los Angeles Times Magazine -y  las Master of Wine,  periodista Jancis Robinson o la española Isabel Mijares - Asesora de Bodegas también en Argentina - reconocidas en el mundo.
En cuanto al consumidor,   en los Estados Unidos la mano femenina llega al 70% de la compra.  En el Reino Unido la demanda aumentó en un 30% y siete de cada diez mujeres beben vino regularmente frente a seis de cada diez varones.  En Brasil, joven productor de vinos de Sudamérica, Gabriela Martinez, gerente de la importadora  "Vinhos do Mundo" ,  explica que cada vez conocen  más y  discuten sobre el tema, organizan degustaciones y vienen a comprar con mayor frecuencia"
Atrás  quedaron la  dama pálida y  lánguida que  con desmayado y displicente gesto bebe su champagne. Y  también prácticamente quedan pocas "señora sus quehaceres" que solo bebe lo que el marido elige. Hoy la Mujer decide,  bebe sola o en compañía,  escucha y ve  programas gourmets,  aprende,  asiste a cursos  en forma masiva, son sommeliers y chefs.
Una vez comentó Ana Amitrano  (Gerente de Bodega Familia Zuccardi)  "En la Argentina,  el vino conforma una cultura de la que la mujer  siempre participó, pero no públicamente.  Desde hace años, es la encargada de comprar el vino que se servía en la mesa de las casas.  Pero es cierto que, a mediados de los '90 cuando el vino empieza a ponerse de "moda" , ellas dejaron de esconder su interés por esta bebida.  Por estos días, cada vez es más habitual ver a grupos de mujeres que se juntan en bares a tomar vino y conversar. Ya no se ocultan".
Argentina tiene varios Clubes gourmets  solo de hombres. La excusa increíble que cierta vez me dieron, muy "seriamente" y creyendo que era una deferencia amable, es que las mujeres los "distraían, a la hora de catar un vino o criticar una comida en serio". ¿??
La  discriminación  no es solo en este sector lejano  del mundo. En Francia, a  la "Asociación de  Gourmets"  no ingresaban mujeres.   El argumento era  que carecían de la sensibilidad degustativa  necesaria para la  alta cocina.  Hasta que militantes feministas fundaron la  "societe des gourmettes",  una agrupación de mujeres chefs con tan buen gusto como los orgullosos varones del ramo.
En Argentina con el apoyo de un grupo de mujeres interesadas en estos temas lúdicos y placenteros como es la cultura del vino,  estamos conformando "Dama de Copas", un Club de Mujeres amigas del vino, y que lo disfrutan, catando, aprendiendo, enseñando, haciéndolo, vendiéndolo, escribiendo, cocinando….ya les iremos contando.