Anaquel


Una historia social de la comida

 
La cocina familiar, la de la abuela, la que se pasa  como secretos casi, entre las mujeres de la familia, cocina que incluía el llamado “menaje” (ollas y sartenes, jarros y utensilios diversos) marcaba una forma de ser, argentina (en este caso). Y se trasmitía en todas las familias con “sus reglas, costumbres, valores y formas de comportamiento. Y entonces ¿qué significado tiene la comida o cocina, términos que son casi sinónimos, en nuestras vidas? ¿En la vida de la especie, en la vida del planeta Tierra?. Preguntas significativas que hoy tienen especial significación.
 
“La Historia Social de la Comida” (Editorial Lugar) es el tema del libro que acaba de parecer, escrito por la Dra Patricia Aguirre, Antropóloga Alimentaria. Es una historia, es nuestra historia como seres, se supone humanos, omnívoros, se supone pensantes, que nos alimentamos y vivimos en sociedad.  
 
La cocina y por ende la comida son términos que se confunden y se enlazan, y  “el comer es un hecho que trasciende al comensal, lo sitúa en un tiempo,  una geografía y en una historia “. La Dra Aguirre desarrolla en su libro los grandes cambios que sufrió la alimentación, el primero cuando la carne y su ingesta “modeló nuestra biología”, el segundo se debe a la domesticación de plantas, animales y el tercero nos habla de la cocina industrial, de la importancia (y el peligro) de ingredientes como el azúcar, las grasas y la sal.
 
Patricia Aguirre con su saber, basado en investigaciones (abundante bibliografía al final de su libro para guiar al que quiera profundizar el tema)  pero con su estilo ameno y directo, nos desgrana la historia del ser humano y su proceso de “humanización” a través de la comida. Y como el primer fogón fue el lugar donde transformaron el producto de la caza, pero también donde comenzó a fluir la comunicación y la comensalidad.

Con la dispersión del Homo sapiens  por todo el planeta y sus diferentes culturas lega también la pregunta: ¿Qué cocinaron?. Y su respuesta estará supeditada a dónde y cómo vivieron. Pregunta que es válida para nuestra actualidad. Aunque en realidad podría ser: ¿hoy cocinamos?.

¿Cómo comemos?. ¿Qué comeremos?. Según la Dra Aguirre “lo que hagamos prefigura el futuro de la sociedad. El cambio climático, las crisis cíclicas de las economías y la malnutrición interminable nos llaman a analizarla desde otras bases”. Transformar el mundo cambiando nuestra alimentación, dice Aguirre, es posible. “Ya lo hemos hecho antes, en plena oscuridad, sin idea clara de métodos y fines, ahora es momento de hacerlo conscientemente, en tanto entendamos el peligro de persistir en la dirección de la tercera transición.
 
Para que haya un futuro hay que cambiar la historia. Debemos producir nuestra comida con sustentabilidad, distribuir nuestra comida con equidad y consumir nuestra comida en comensalidad”.