Anaquel

Arte, vinos y gastronomía

Esta nueva sección abre el ámbito de nuestros intereses. Los cuentos, artículos o notas que publicaremos pueden o no estar relacionadas con vinos o gastronomía. Pero son afines a la cultura, al placer, al sentimiento, a la búsqueda de nuevas sensaciones. Igual que en un Anaquel o estante de nuestra biblioteca, se mezcla aquello que leímos o leeremos sea prosa, verso, notas o cuentos…es lo que nos impacta o nos lleva a recordar…

Ahora bien, hay mucho directamente relacionado con nuestros temas centrales. Creaciones artísticas que de una u otra forma tocan esta actividad lúdica del hombre que es comer y beber. Las artes, también se hacen ecos de esta trascendental y agradable actividad.
 
En el Siglo de Oro "el vino era una cultura en sí misma". Utilizado en sus textos por Quevedo, Gracián, El Lazarillo, Lope y su Galán de la Membrilla, Tirso de Molina, Cervantes o Góngora, entre otros. Pero antes, desde la más remota antigüedad el vino fue compañero de cantares, poemas y cuentos.  Y desde allí hasta Borges, pasando por el persa Kayan, y por las coplas salteñas del poeta argentino Juan Carlos Dávalos, la literatura rebosa de menciones.  Y también otras expresiones populares han tomado vinos y gastronomía como lei motiv, como los tangos argentinos y las canciones populares españolas. La literatura moderna gira también en muchas ocasiones en torno a estos temas, desde García Lorca, Neruda, Borges hasta  Angeles Mastretta o Isabel Allende por ejemplo.

El vino y la comida han sido también en la pintura lei motiv de muchas obras. Recordemos Los Borrachos -nombre popular popular del cuadro  “El triunfo de Baco' de Diego Velásquez (1559-1660)- 'La vendimia' de Goya,  'La Bacanal de los Andrios' de Tiziano, 'El gusto' de Jan Brueghel,” “El rey bebe' de David Teniers  o 'La ofrenda a Baco' de Michel-Ange Houasse..
 
En el arte cinematográfico mundial, el vino y la comida se entremezclan con historias de amor, aventuras, guerras y comedias. Porque ambas instancias forman parte indudable de la cultural del hombre. Con champañas, vinos blancos o tintos, las copas aparecían en fugaces pero inolvidables escenas de las películas desde principios del cine.  En 1939-Ninotchska, film de Ernst Lubitsch, la protagonista, nada menos que Greta Garbo, dura e inflexible comunista en una escena pierde su cerebral cometido y su aparente frialdad, ante una copa de champagne, que jamás había probado. Hitchcock, el gran director del misterio pone en un film de 1934 (Notorius) un Pomard que contiene un terrible secreto que develará el actor Gary Grant. Con mucho de romántico pero con el trasfondo del drama de la viña perdida y la fuerza de la pasión es “Un paseo por las nubes” (A walk in the cloudes) de 1995. Dirigida por Alfanso Y la más conocida de los últimos años es Sideway o Entre copas, que sucede en las viñas de Santa Ynez, de California. Y si de comidas se trata La Fiesta de Babette, (1987) del Director Gabriel Axel se lleva las palmas. Sin olvidar La gran comilona o The grande beauf, franco-italiana de 1973, actuada por Marcello Mastroianni, Ugo Tognazzi, Michel Piccoli y Philippe Noiret , dirección de  Franco Ferreri

Como explicó en una nota de nuestra web, Diego Díaz Córdova, la Comensalidad es inherente al hombre y por ende a toda su creación.

Bienvenidos a “Anaquel” , la nueva sección de Vino&Co.