Anaquel

Un aroma  ¿afrodisíaco?

Lo que puede ser excitante para unas, seguramente no lo es para otras… eso seguro! Y tiene que ver con la sensibilidad y la flexibilidad de pensamiento de cada cual. Y estas reflexiones nacieron de un simple paseo con una amiga.
 
Hablando de mil cosas (política, teatro, cine, la vida…) caminábamos un atardecer medio nublado por Rivadavia, cuando una nube de aromas dulces a tabaco de pipa, nos envolvió por instantes. Nos miramos, yo dije que me traía recuerdos (los que me conocen sabrán porque lo dije) y ella me dijo que ese aroma ¡la excitaba mucho!

Y eso me quedó repicando. Y pensé, es cierto, porque los tabacos, por ejemplo son excitantes de las narinas, aunque  no todos y sobre todo no en todas producen el mismo efecto
 
Los cigarros, por ejemplo, por mejor que sea el tabaco, a mí personalmente me gusta su aroma, su mística, es rechazado por la mayoría de las mujeres. Pero curiosamente la pipa sugiere sin agredir. La pipa confiere al hombre un hálito de sensualidad y misterio, como si tras esa pequeña chimenea se escondiera casi un sex symbol, pero no me refiero a músculos o belleza de formas físicas (aunque puede ayudar), sino a un ser espiritual, refinado, amable, culto…. Es una fantasía, obvio, pero  ¿qué hay más tentador que una fantasía?

Y además ¿que tiene ese tabaco para provocar estos estados? Por empezar, su aroma es dulzón, amable, delicado

Todo depende del tipo de tabaco, de los agregados que el fumador le añada, como chocolate, manzana, cognac. Y también de la ceremonia del encendido, así como del adminículo en sí, que suele ser de “Raíz de Bresso, italiano”. Aunque  hay pipas de Arcilla, de Maíz o Corn Cob", (de la mazorca de maíz) muy utilizada en los Estados Unidos, por ejemplo por el General MacArthur y el abuelo de la serie norteamericana los “Beberly Ricos” y también se hacen  de otra madera llamada Coronilla. Incluso se han visto pipas argentinas hechas de “Lenga”. También unas bellas de un material llamado “espuma de mar” que es en realidad un silicato hidratado de magnesio originario de la ciudad de Eskisehir en Turquía Central.

Aunque realmente creo definitivamente que la más “sexi” es la tradicional (por lo menos desde mi óptica).

Bueno, ya nos dejamos llevar por el “humo mágico” que nos encantó. Y en un arranque de generosidad, pensamos: ¿que se le puede regalar a un hombre-pipa?

Hay muchos accesorios (que seguramente tendrá) y nunca una pipa, ya que es un tema muy personal. Los he visto en el estanco, tomar la pipa, maniobrarla, ver cómo le calzaba en la mano.

En cuanto a los tabacos, podría ser, ya que nunca es tarde para que el “pipero” pruebe novedades.

Aromas complejos y tentadores: En este rubro hay varios tipos. El denominado tipo Inglés, que es una mezcla principalmente de Virginia de  dulzor sutil y un delicado sabor a fruta, prensado o no, a menudo mezclado con Latakia (fragancia intensa, como de incienso, pero es asombrosamente suave en el paladar) o Perique (aroma a ciruelas pasas), pero sin otros aromas añadidos.  Otros del mismo origen o escocés maduran en “tortas prensadas” que se estacionan para que suelten los azúcares naturales en el secado con aire caliente del Virginia y en la hoja oriental griega o turca. Tabaco Virginia, Cavendish aromatizado y Burley  (aromas a chocolate, rhum, vainilla, a cítricos, cherry, coco, miel) son los utilizados por el  Estilo Danés. El tabaco para pipa Holandés es una mezcla  de tabacos de Indonesia. Cuando los fumadores hablan de tabaco Americano, se refieren al Burley aromatizado.

Hay un amplio abanico. Pero lo que en realidad nos interesa de ese mundo varonil del humo del hombre-pipa, es que su forma de ser armonice con la imagen que ya se ha dibujado en nuestros sentidos…